Me pregunto cada día ¿Por qué tanta violencia?

La figura de Gandhi suele asociarse con la resistencia pacífica y la no-violencia. En efecto, este líder político indio, demostró que el pacifismo, era un instrumento viable para alcanzar la independencia de la India sin necesidad de derramamientos de sangre. Gandhi predicó: la concordia y la no-violencia, en un siglo convulsionado por dos guerras mundiales.

La educación es el arma que puede cambiar el corazón de la sociedad. Los niños y niñas que educamos hoy, en esos valores, son los que el día de mañana transformarán la violencia en Paz auténtica.

Junto a las noticias catastrofistas, en nuestros medios de comunicación, están todos los gestos pequeños, de muchísimos,: gestos de ayuda, de cercanía, de respeto, de valoración de la persona, de esperanza, de ilusión, de fe. Estamos convencidos de que otro mundo existe y puede llegar a cambiar el sufrimiento de tantos.

Sí, sois todos los voluntarios que desde distintos puntos, estáis haciendo posible esa realidad: que los pequeños, los invisibles, de esta tierra, sientan con vuestro apoyo, con vuestra ayuda incondicional, que hay gente buena, con un corazón solidario. 

Gracias porque así es como se construye la verdadera PAZ.

¡Pon tu granito de arena! Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someone